Growth Marketing: la mentalidad de crecimiento que estás necesitando

A veces, las creencias que tenemos pueden limitarnos. Lo que hacemos todos los días, nuestros hábitos, son el reflejo de nuestras creencias y nuestros pensamientos. Es por ello que para cambiar, romper con lo que no te funciona e ir por más, tal vez lo que necesites es cambiar tu manera de pensar, cambiar tu mentalidad.

PERO… ¿HACIA DÓNDE CAMBIAR? HACIA UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO, HACIA EL GROWTH MARKETING.

Para marcar la diferencia y distinguirte de los demás es necesario salir de la mentalidad fija, de lo conocido, lo que algunas vez nos funcionó pero ya no nos funciona, la mentalidad que no te permite arriesgarte, que ve el esfuerzo como pérdida de tiempo, que no escucha la opinión de los demás y se siente amenazada por el éxito de otros.

Avanzá hacia la mentalidad de crecimiento, aquella que te va a desafiar a aprender continuamente, a aceptar nuevos riesgos, a persistir a pesar de los “malos resultados”, a aprender de la opinión de los demás y sentir inspiración frente a los resultados del otro.

El Growth Marketing (GM) es una nueva forma de ver el marketing, que se centra en los usuarios, en sus puntos débiles, deseos y necesidades sin resolver y busca lograr un crecimiento a largo plazo utilizando herramientas del marketing tradicional (como las investigaciones de mercado, la publicidad, las redes sociales, content marketing, email marketing) y las lleva a nueva dimensión identificando patrones y refinando una estrategia sostenible pero en constante revisión y modificación hacia la consecución de un objetivo de la mano del análisis de datos constante.  Prueba constantemente nuevas propuestas, saliendo de la fórmula, generando técnicas no convencionales, pensado fuera de la caja. Por eso el GM es una mentalidad, una filosofía que nunca termina porque siempre hay algo más sobre lo que aprender y mejorar.

Una de las fallas del marketing tradicional es que recién busca el cambio cuando la fórmula que estaba utilizando ya no le funciona y no prevé esta situación. Es por eso que el GM va más allá de las ventas, se centra en el usuario, en el producto y en el servicio post venta. El cliente se convierte en el pilar fundamental para las estrategias y referencias, y el producto se construye en base a los usuarios/datos/errores por lo que, incluso el embudo de conversión se modifica y diferencia del utilizado por el marketing tradicional.

EMBUDO DE CONVERSIÓN DE GROWTH MARKETING (GM)

Un embudo de conversión en marketing es un modelo conceptual que representa el proceso que sigue un cliente potencial desde que tiene conocimiento de un producto o servicio hasta que realiza la compra. Este modelo se divide en varias etapas, generalmente conocidas como: conciencia, interés, deseo y acción (AIDA, por sus siglas en inglés). Se utiliza para comprender y optimizar las estrategias de marketing y ventas. En breves palabras serían los pasos que debe dar un desconocido para transformarse en cliente.

El embudo en GM es más amplio que en el marketing tradicional, porque como bien lo menciona la definición en el marketing tradicional el embudo termina cuando se logra la acción, cuando la venta está hecha. Pero el GM va por más y busca mantener contentos a los clientes, es decir, no solo obtenerlos y que compren sino también mantenerlos, y que luego refieran mi negocio trayendo así nuevos clientes y allí es donde yace la mentalidad de crecimiento de ir más allá.

La mejor manera de crecer son las recomendaciones, es decir el famoso “boca en boca”. Para ello tenemos que lograr la referencia de nuestros productos de mano de nuestros clientes, buscar que nuestros clientes vuelvan a elegirnos y no solo ello sino que hagan que otros también nos elijan.

LA CLAVE ESTÁ EN LA RETENCIÓN Y FIDELIZACIÓN DEL CLIENTE

Tal vez el título suene un poco obvio pero si nos detenemos a pensar es mucho más el tiempo, dinero y desgaste que hacemos buscando nuevos clientes que el que destinamos a retener a los que tenemos y buscar que estos clientes, conocedores de nuestro gran servicio o producto nos traigan nuevos clientes.

Fidelizar a alguien es mucho más económico que salir a conseguir clientes nuevos. Ahora bien, te estarás preguntando ¿Cómo puedo hacerlo?

Llegó el momento de medir cuántos de tu usuarios regresan por tu producto o servicio y cuántos te abandonan. Si son muchos más los que te abandonan ¡Es momento de cambiar tu mentalidad y convertirte en un growth marketer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.