Conversatorio “comunicación política en tiempos de coronavirus”

· · · · · · | Comunicación Política | No hay comentarios en Conversatorio “comunicación política en tiempos de coronavirus”

Si te gustó compartilo:

Durante esta cuarentena estuve participando, junto a destacados colegas, de un conversatorio organizado por Fundación Ciudadanos sobre comunicación política en tiempos de coronavirus. En el mismo conversamos sobre la importancia de comunicar durante una situación de crisis sanitaria, cómo se debería gestionar dicha crisis y analizamos los casos de los principales líderes mundiales. Comparto con ustedes reflexiones que se fueron exponiendo a lo largo de la conversación.

Los expositores

– Jaime Juaneda. Organizador y moderador del encuentro, Secretario Ejecutivo de la Fundación Ciudadanos. Relacionista Público. Socio consultor en Gestión Global Consultores.

– Leandro Sallaberry. Lic. Comunicación Social, especialista en Discursos Políticos, contenidos y Redes Sociales.

– Fernando Pittaro. Lic. en Periodismo, Profesor, Consultor y Analista Político. Asesor en Estrategias de Comunicación.

– Alejandro Álvarez Nobell. PhD en Dirección Estratégica de Comunicación. Profesor e Investigador en Universidad de Málaga. Ex DIRCOM de Municipalidad de Córdoba.

– Silvana Acosta. Politóloga, especialista en Comunicación Política y Redes Sociales.

– Francisco Venturini. Politólogo, Profesor de Opinión Publica y Comunicación Política en la Universidad Siglo 21.

– Luis Monti. Politólogo, Abogado, Máster en consultoría política, MBA, Master en Innovación Social, especialista en Marketing Político. Director de la Consultora Made in Córdoba.

Cuestión de framing

En primer lugar, Leandro Sallaberry contextualizó la conversación y brindó nociones sobre el discurso político.

En este sentido, resaltó los diversos liderazgos en pugna y nos invitó a reconocer el frame (marco comunicacional) que utiliza cada líder y cómo construye simbólicamente su discurso. 

Lo simbólico pesa un montón. Un dirigente político es mucho más que lo que dice verbalmente.

Dentro de los distintos marcos destacan el lenguaje bélico (con el miedo como componente transversal), el religioso (con una fuerte apelación a la comunidad) y el de “macho alfa” (con líderes que subestiman y se muestran inmunes al virus).

Por otra parte, un aspecto sumamente importante a considerar es el uso y la construcción del “otro”. Este “otro”, que sirve como aglutinante del “nosotros”, es el destinatario negativo de nuestro discurso y puede encarnar distintas personas o colectivos. En el caso puntual de Argentina, podemos ver esta utilización en los cruces del presidente Alberto Fernández con el que viola la cuarentena, el agresor del guardia de seguridad, el surfer o los empresarios.

Algunas consideraciones al momento de analizar la comunicación política en tiempos de coronavirus

Al momento de iniciar el análisis, Alejandro Álvarez Nobell recordó que no debemos olvidarnos de que estamos analizando en caliente, con la dificultad que acarrea obtener conclusiones sobre situaciones dinámicas.

A su vez, tenemos que entender que el análisis de la comunicación política es el análisis de la política en sí misma, por lo cual debemos considerar la gran influencia que tiene el sistema político de cada estado.

Asimismo, Francisco Venturini resaltó que no podemos separar la política de la gestión ni la gestión de la comunicación.

En consonancia, Silvana Acosta también enfatizó lo dinámico de la situación y la realidad de que esta pandemia lleva solo 90 días y todos estamos aprendiendo junto a la evolución del coronavirus. Por lo tanto, todavía no podemos medir impactos a largo plazo ni aventurar escenarios. 

En este sentido, la premisa a seguir es que la comunicación debe ser clara para tiempos oscuros.

El análisis de la gestión de crisis y la comunicación de gobierno de los líderes mundiales

Donald Trump – Estados Unidos

La principal observación en relación a este líder fue la evolución en su discurso. Mientras en un primer momento subestimó la pandemia, luego ante la fuerza de las circunstancias, debió modificar su discurso y tomar cartas en el asunto. Al momento de enfrentar la situación, haciendo alarde de su habitual retórica confrontativa, utilizó un discurso nacionalista y comenzó a cuestionar enérgicamente a China y la OMS. A su vez, fiel a su estilo, evitó tender puentes con los líderes demócratas y los gobernadores opositores. 

Emmanuel Macrón – Francia

Otro líder que disfruta de estar en el centro de la escena política y mediática. Un presidente que mostró una fuerte transformación, en la cual pasó de ser un candidato austero a un presidente que personifica al comandante en jefe de Francia. Con un relato ligado a la épica francesa, Macrón emula a líderes nacionales como Charles de Gaulle. Para ello, el frame de su discurso se basa en la lógica bélica y la batalla que se está librando contra el coronavirus, lo cual a su vez se sustenta en un fuerte simbolismo tanto en la escenografía como la vestimenta.

Sergio Mattarella / Giuseppe Conte – Italia

Consecuentemente con la idiosincrasia italiana, sus dirigentes en un primer momento mostraron gran desorganización, sin información clara ni mensajes unificados. No obstante, cabe reconocer que Italia fue el primer país de occidente donde impactó con fuerza esta pandemia, tomando desprevenido al sistema de salud y a los líderes políticos. En esta primera etapa, abundaron llamativos mensajes de parte de algunos alcaldes. Luego, el gobierno nacional centralizó la comunicación mediante el primer ministro Conte y reorganizó el flujo de información. 

Pedro Sánchez – España

Luego de golpear en Italia, la pandemia del coronavirus hizo escala en España, donde también se observó una reacción lenta por parte del gobierno, el cual siempre corrió detrás de la realidad. En relación a esto, Fernando Pittaro destacó como, a pesar de compartir numerosos rasgos (ideología, tiempos de gobierno, etc.), han sido tan diferentes las actuaciones de Sánchez y Fernández. Por otra parte, Sánchez siempre mostró una fuerte sobreactuación al momento de comunicar, impidiendo que empatizara con sus ciudadanos, a lo cual se suma que tampoco pude alcanzar consensos políticos con la oposición. Finalmente, como aspecto positivo se destaca la búsqueda por la transparencia de los datos y el comando unificado en la comunicación de gobierno. 

Jair Bolsonaro – Brasil

En el gigante sudamericano, Bolsonaro emuló a Trump y mientras la pandemia se acercaba al continente americano la quiso combatir a fuerza de retórica mediática. Sin ningún tipo de liderazgo para construir consensos con opositores ni con miembros de su propio partido, también se enfrentó con los medios de comunicación y demostró un gran desconocimiento de las medidas sanitarias básicas para evitar contagios. Lo rescatable, fue haber cedido y decretado la cuarentena cuando la fuerza de la situación se impuso por si misma.

Alberto Fernández – Argentina

Fue de los presidentes que más rápido actuó ante esta pandemia. Con buen timing supo aplicar políticas públicas oportunas. A su vez, mediante una comunicación directa con el público, siempre acompañado por ministros o gobernadores, buscó empatizar con los ciudadanos. En este sentido, se evidencia su faceta docente. A Fernández parece haberle sentado bien la crisis y se está descubriendo plenamente en un rol de liderazgo, construyendo consensos tanto dentro del peronismo como con opositores. El principal problema y riesgo de su comunicación es el exceso de presencia y centralidad política. Sus numerosas apariciones lo exponen y cargan todo el peso de la comunicación de crisis en la propia figura del presidente.

Te invito a leer mi análisis detallado sobre la gestión de crisis y comunicación de gobierno de Alberto Fernández.

Conclusiones sobre la comunicación política en tiempos de coronavirus

En primer lugar, debemos recordar que estamos analizando un proceso dinámico, del cual aún es difícil predecir resultados. Siguiendo esta línea, Yuval Harari, en uno de sus últimos artículos, plantea que esto es un antes y un después en la historia de la humanidad.

A nivel mundial se pudieron observar diversas estrategias para enfrentar esta pandemia tanto a nivel político como en el plano comunicacional (entendiendo que son indisolubles). En este sentido, una herramienta fundamental para comprender la construcción simbólica de cada discurso político es reconocer el frame desde el cual está diseñado el mismo. En relación a esto, para dar coherencia a esa construcción, la puesta en escena y el contenido simbólico representan un instrumento fundamental de la comunicación.

A su vez, destaca la importancia del sistema de gobierno (más o menos federales) en la capacidad de reacción y coordinación ante este tipo de sucesos.

Finalmente, si bien es complejo establecer un manual universal de comunicación de crisis, se pueden prescribir ciertas buenas prácticas:

  1. Diagnosticar con precisión el estado de situación.
  2. Tener un mando único e información unificada.
  3. Tomar medidas oportunamente y adecuar las mismas al contexto dinámico.
  4. Comunicar oficialmente, pero sin exceso.
  5. Brindar información constante y transparente.
  6. Empatizar con los ciudadanos de cada país (al decidir y al comunicar). 

Espero que les haya gustado este análisis sobre la comunicación política en tiempos de coronavirus que llevamos adelante junto a un grupo de colegas.

Espero tus comentarios.

Luis Monti
Gerencia y estrategia en

Politólogo, Abogado y comunicador nato, Hincha de Talleres, lateral rústico pero con proyección.

Si te gustó compartilo:

Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.