Los 6 errores al emprender

· · · · · · · · · · · · · · · · | Emprendedorismo | No hay comentarios en Los 6 errores al emprender

Si te gustó compartilo:
El mundo del emprendedorismo está lleno de mitos y falsas creencias que nos impiden crecer en lugar de potenciarnos.
Se viene una lista con algunos de los principales errores a evitar para hacer crecer un emprendimiento.

 

La semana pasada hablamos en #ElBlogDeLaFrutillaVerde sobre el poder de las listas y muchos amigos nos escribieron para comentarnos que les había gustado el artículo… así que hoy vamos con una lista especialmente dedicada para emprendedores.

 

Los 6 errores que comúnmente cometemos al emprender.
1) Esconder nuestras ideas.

Muchos emprendedores creen que tener una idea de negocio es como tener un diamante: pretenden guardarla en secreto hasta que salga a la luz y triunfe. Parten de la premisa de que las personas son envidiosas y tratarán de robar su idea o la criticarán por no entenderla. ¡Pocos errores tan grandes como este! Comentar nuestras ideas va a ser la primera forma de validarlas. El genial Fernando Trías de Bes en el Libro negro del emprendedor los llama “emprendedores Gollum” y tajantemente dice que “solo un infeliz confía en su idea feliz”. Por otra parte, uno de los grandes consejos de John Maxwell, probablemente el mayor referente a nivel mundial en temas de liderazgo, es animarse a contar al mundo nuestros sueños. La única forma de alcanzar estos objetivos es pidiendo ayuda y escuchando consejos.

 

2) Confiar solo en el instinto y depender de la suerte.

Aunque parezca extraño, muchas veces escuché decir que la mejor herramienta de un emprendedor es su instinto. Incluso algunos mencionan que los planes de negocio normalmente son pérdidas de tiempo que quedan en papel y nunca alcanzan a comprender la realidad cambiante. Déjenme contarles un secreto: la suerte a largo plazo no existe. Puede ser que al arrojar al aire una moneda por única vez tengamos la “suerte” o no de que caiga cara o cruz, pero si la arrojamos 10.000 veces, la moneda caerá cerca de 5.000 veces de cada lado (esto guarda relación con la Ley de los Grandes Números de Bernoulli; te invito a que hagas la prueba y juegues un rato en este simulador de lanzamientos. Luego de restarle importancia al factor suerte, nos queda que la mayoría de los fracasos tienen causas endógenas al emprendimiento, es decir que son culpa nuestra o que siendo externas las podríamos haber evitado con una buena previsión. Mientras más conozcamos nuestro emprendimiento y el entorno que nos rodea, mayor probabilidad de que nos vaya bien.

 

3) Tener socios porque sí.

Partiendo de la premisa de que emprender es una actividad de alto riesgo, es común que los emprendedores busquen socios para sentirse más seguros y así disminuir el riesgo. La decisión de asociarse con alguien es trascendente, podría decirse que es algo similar al matrimonio del mundo de los negocios; la posibilidad de separarse existe, pero seguramente a costa de muchos dolores de cabeza y pérdidas económicas. La clave al momento de decidir una asociación es comprender qué aporta cada socio en función de la propuesta de valor de la empresa. A su vez, mientras más complementario sea el equipo, más riqueza tendrá la organización y mejor podrá atender las distintas aristas del negocio.

 

4) Ser un emprendedor serial.

El emprendedorismo en altas dosis crea adicción. Los emprendedores, cuando recién estamos incursionando en este mundo, nos volvemos fácilmente emprendedores seriales (en este artículo, increíblemente patrocinado por el banco BBVA, hasta te explican cómo ser un emprendedor serial). Vamos por la vida viendo oportunidades de negocio a cada instante. Estamos dispuestos a crear una app de fintech, abrir una verdulería de frutas exóticas y dictar cursos de armado de origamis, todo al mismo tiempo. Somos adictos a ver oportunidades de negocios en todos lados y pensamos que podemos triunfar en cualquier rubro. No obstante, la realidad es que difícilmente podamos triunfar en un rubro donde no entendamos los principios básicos y carezcamos de experiencia.

 

5) Emprender para ser libre.

Hoy está de moda ser emprendedor. Los grandes emprendedores tienen fama, prensa e incluso sus fans. La faceta que muestran los grandes emprendedores que han triunfado (normalmente andan de remera, zapatillas y bastante relajados mientras disfrutan sus millones), puede llevarnos a la confusión de pensar que es fácil esto de emprender. La mayoría de las personas detesta a su jefe, es un hecho, pero pensar que ser tu propio jefe es una opción mejor es un mito. El emprendedor no es su propio jefe, sino que es su propio esclavo. Emprender es una actividad que no conoce ni de domingos ni de horarios de salida. Si no estás dispuesto a esforzarte al máximo, aun sin ver réditos económicos, emprender no es para vos.

 

6) Creer que la publicidad por si sola vende.

La primera aproximación al concepto de marketing suele ser como sinónimo de publicidad. La mayoría de las personas entienden al marketing como el eslabón de la cadena que se encarga de aumentar las ventas de lo que producimos o del servicio que brindamos. Por otra parte, también existe el mito de que las personas somos sumamente propensas a convertir estímulos externos en necesidades. En la práctica, la realidad indica exactamente lo contrario. El marketing no se trata de vender lo que uno produce, sino de producir lo que alguien necesita. La principal pregunta para cualquier emprendedor es ¿por qué alguien te va a comprar? Para encontrar respuesta, es fundamental dejar de mirar el producto en sí mismo y entender qué necesidad estamos satisfaciendo. A continuación, será cuestión de encontrar nuestra propuesta de valor e identificar la relación entre el problema de nuestro cliente y la solución que brinda nuestro producto o servicio. Para profundizar en la propuesta de valor te recomiendo las herramientas de Osterwalder.

 

Y hasta acá llegamos con el listado de errores. Esperamos que alguno de estos puntos de la lista te haya hecho reflexionar sobre lo que haces día a día y puedas empezar a mejorar. Esperamos tus comentarios.

¿Cometiste alguno de estos errores? ¿Se te ocurren otros?

 

Luis Monti
Gerencia y estrategia en

Politólogo, Abogado y comunicador nato, Hincha de Talleres, lateral rústico pero con proyección.

Si te gustó compartilo:

Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.