El Zorro de Kennedy

· · · · | Comunicación Política | 1 comentario en El Zorro de Kennedy

Si te gustó compartilo:

Uno de los más grandes oradores del último siglo, John Fitzgerald Kennedy.

Uno de sus discursos más famosos; un origen poco conocido.  La magia de los speechwriters y los discursos políticos.

Hoy vamos a hablar de Comunicación Política. Quiero dedicar el artículo de esta semana a los speechwriters (escritores de discursos) y a una curiosidad histórica. La idea de este post surgió hace algunas noches mientras disfrutaba de una de mis series favoritas: El Zorro. Sí, suena anticuado, un poco vintage, pero es una de mis preferidas. Para los que no la conozcan, se trata de una serie de Disney ambientada en California a principios del Siglo XIX. En ese momento California pertenecía a España y era gobernada por políticos que oprimían a su pueblo, por lo cual el personaje principal decide mantener una doble vida, siendo Don Diego de día (un joven intelectual y refinado) y El Zorro de noche (un justiciero valiente que pelea con espada y anda en un corcel negro llamado Tornado).

 

Volviendo al tema, el hecho es que mientras veía uno de los últimos capítulos de la serie, escucho una frase que me sonó sumamente conocida. En el capítulo 33 de la segunda temporada, el Capitán Felipe Arellano celebra un mitín en la taberna de Los Ángeles para reafirmar el compromiso de los habitantes de California con España. En el mismo pronuncia el siguiente discurso:

 

 

“España ha hecho poco por California en los últimos diez años, pero debo tal vez recordarles que la madre patria ha estado en guerra, peleando por su propia vida. ¿Creen que es tiempo de preguntarle, ´Qué has hecho por nosotros´? Debemos preguntarle ¿Qué podemos hacer por ti?”

 

Quedé completamente asombrado. Automáticamente me remitió al discurso de asunción de John Fitzgerald Kennedy. En ese famoso discurso JFK llama al pueblo de Estados Unidos a intensificar su compromiso con el bienestar nacional, dejando una de sus grandes frases para la posteridad:

 

 

“compatriotas, no se pregunten qué puede hacer su país por ustedes, pregúntense qué pueden hacer ustedes por su país” [1]

 

La primera reacción fue pensar que los productores del Zorro estaban homenajeando a Kennedy; hasta que me puse a sacar cuentas… si el Zorro es de finales de la década del 50 y JFK es electo en el año 1960… ¡SI! Sí, leíste bien. Para ser más exactos, el capítulo del Zorro se emitió el 21 de mayo de 1959 y Kennedy asume el 20 de enero de 1961, lo que nos deja una diferencia de 610 días.

 

Quizás suene raro, pero uno de los discursos más famosos, de uno de los más importantes políticos del último siglo, está inspirado en una frase de una serie de Disney.

 

Parece que el genial Ted Sorensen, consejero y speechwriter de JFK, compartía algunos gustos culturales conmigo. Indudablemente parte de la genialidad de un escritor de discursos es saber interpretar los deseos del político y convertirlos en frases memorables, destinadas a su público objetivo. Siempre atentos y dispuestos, oyendo y leyendo, analizando y soñando, esos personajes, en su mayoría anónimos para la gran parte de los votantes, son un elemento clave en cualquier equipo político.

 

Los grandes políticos del mundo siempre se apoyaron en speechwriters; desde el mencionado Ted Sorensen con Kennedy, hasta los más recientes Michael Waldman con Bill Clinton, David Frum con George W. Bush y Jon Favreau con Barack Obama. Pero mientras en algunos países son públicamente conocidos y cada Presidente posee un equipo completo de escritores de discursos, en Latinoamérica normalmente se los mantiene ocultos y se considera una falencia del político no escribir sus propios discursos.

 

Sincerémonos, si un político no tiene tiempo de realizar sondeos electorales, ser su propio Jefe de Comunicación, ni diseñar sus publicidades, ¿Por qué pretender que escriba sus discursos?

 

Vivimos en una cultura política que resalta a oradores que dan discursos interminables e improvisados. Mientras que la realidad indica lo contrario. La fórmula comunicacional es muy simple: a mayor duración del discurso, mayor desconexión del público y dispersión de ideas. Todo gran discurso ha sido previamente escrito.

 

Querido ciudadano, lo esencial no es que un político escriba sus discursos, es que sepa interpretar las necesidades sociales y actúe en consecuencia.

 

Querido político, usted no es peor por no escribir sus discursos, confíe en un profesional que seguramente sabrá interpretar sus ideas y plasmarlas de forma que lleguen efectivamente a sus votantes.

 

Me despido con un saludo a los speechwriters y les recomiendo ver el Zorro. Gracias por leerme y aguardo sus comentarios. ¡Buena semana para todos!

 

[1] En el discurso original: “ask not what your country can do for you, ask what you can do for your country”.

Luis Monti
Gerencia y estrategia en

Politólogo, Abogado y comunicador nato, Hincha de Talleres, lateral rústico pero con proyección.

Si te gustó compartilo:

Un comentario

MiC Brasil - El presidente del relato • MiC says:

septiembre 26, 2018 at 10:11 pm

[…] Espero que hayas disfrutado el artículo. Si te gustan los discursos políticos te recomendamos la historia del Zorro de Kennedy. […]

Reply

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.